Blog

HomeArtículoEl Yeti en Formigal-Aramón
El Yeti

El Yeti en Formigal-Aramón

El Yeti en Formigal

Un grupo de esquiadores han conseguido grabar en video y fotografiar a una misteriosa criatura parecida a El Yeti trepando por pendientes cubiertas de nieve en las montañas del Pirineo Aragonés, mas concretamente de las montañas de la estación de esquí y montaña de Formigal-Panticosa (Aramon).

La alarma saltó en las redes sociales el fin de semana. “Esta mañana esquiando en Formigal con mis colegas nos hemos encontrado con esto”, avisaba un usuario en ForoCoches, uno de los mayores foros de discusión de España. “Hemos avisado a la estación pero no nos han tomado en serio”.Y adjuntaba la siguiente foto.

El yeti

Efectivamente, en la fotografía aparece lo que podría ser un oso blanco caminando entre los árboles, en la estación de esquí de Formigal.

Por su parte, el grupo Aramón ha emitido un comunicado a través de sus redes sociales:

Formigal

Pero que es realmente un El Yeti?

El Yeti o abominable hombre de las nieves (o Jigou para los tibetanos del Himalaya) podría ser un críptido interpretado como un simio gigante emparentado con el Pie Grande norteamericano, el Yowie en Australia, y el Kunk en los Andes. Ante la ausencia total de pruebas, solo se cuenta con relatos que lo describen como un simio gigante bípedo que se cree está localizado en las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya, pero otras fuentes indican que podría ser una variedad de oso albo lanudo similar al oso polar.

Es de notar que en todos los relatos de avistamientos jamás se menciona más de un individuo. Por ello una objeción muy importante es el hecho que la supervivencia de toda especie requiere la existencia de una población de cierto tamaño, con individuos de diversas edades e incluyendo formas juveniles – que jamás se han referido -, lo que hace muy difícil justificar un ocultamiento de tal población por un tiempo prolongado, como se asevera.

Lo cierto es que, sea verdad o no, Formigal ha podido abrir sus pistas durante este fin de semana y ha permitido a los esquiadores saciar sus ganas de realizar este deporte sin ningún incidente. Con o sin El Yeti, la anécdota del fin de semana está más que asegurada.

Escrito por
El autor no ha añadido información en el perfil todavía